Rehabilitación neurológica de TEA

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) condicionan a los niños que lo padecen en la manera que tienen de relacionarse con el mundo.

El niño/a que padece este tipo de trastorno tiene dificultad para ver lo que ve el resto, procesar la información e interactuar recípocramente con otras personas.

Esto es producido por una alteración de las distintas funciones del sistema nervioso central, provocando la necesidad de tratar dicha discapacidad de forma específica e individualizada para la adaptación del niño/a en todos los ambientes que le rodea.

¿Cómo ayuda Neural en la recuperación de un niño con TEA?

El equipo transdisciplinar de las unidades pediátricas de Neural está especializado en el diagnóstico y tratamiento de personas con Trastorno del Espectro Autista.

En lo que se refiere al diagnóstico, a través de una sencilla prueba de screening, podemos averiguar si existen o no criterios suficientes para sospechar un Trastorno del Espectro Autista. Esta prueba puede realizarse a partir de los 18 meses y nos da información necesaria para valorar si ha de realizarse un diagnóstico, mucho más complejo y elaborado.

La intervención en los primeros años de vida se ha mostrado que es muy importante para el desarrollo del niño/a y la tranquilidad de la familia, que de esta forma tiene la oportunidad de comprender la conducta de su hijo/a y ayudarle como necesita.

Una vez detectado que existe TEA en el niño/a, nuestra metodología de trabajo se basa en facilitar la comunicación y estimular el neurodesarrollo del niño, estableciendo objetivos en conjunto con la familiar y coordinados en todo momento con colegio y otros profesionales.

Entre otros, en Neural desarrollamos las siguientes funciones para el tratamiento de TEA:

  • Ayudamos al niño/a a desarrollar todo su potencial.
  • Guiamos al colegio ofreciendo la información que necesitan.
  • Orientamos y resolvemos las dudas que pueda tener la familia, ofreciendo opinión experta y apoyo necesario.

Neural, tu clínica de confianza.