¡Hay pocas cosas tan bellas como las primeras palabras de un bebé! Normalmente, y en la mayoría de los casos, sus primeros vocablos  aparecen hacia el final del primer año de vida. Pero ¿qué pueden hacer los padres para estimular y hacer que el niño aprende a hablar? ¡En Neural te lo contamos todo!

Para estimular al niño a hablar de forma correcta, es imprescindible que el ambiente en el que vive sea estimulante y procure los condicionantes necesarios. No obstante, es importante respetar los tiempos y ritmos del desarrollo del lenguaje, y se les debe alentar a aprender de una forma tranquila, sin presiones. En caso de trastornos específicos del lenguaje, consulta con nuestros especialistas y nuestros programas particulares. 

 

¡Hablarles, escucharles e interactuar!

Parece que, según los expertos, estos son los tres consejos básicos para estimular el lenguaje de los niños. 

  • Hablarles 

Hablar directamente con ellos, mirándolos a la cara y evitando que el ruido se interponga en el mensaje, es el primero de nuestros consejos. Los niños adoran las voces de sus papas y se sienten muy cómodos con ellas. 

Háblales mucho, porque aprenderán a hablar escuchando cómo hablamos los demás. Enriquece en la medida de lo posible las actividades de la vida diaria con cuentos, canciones y expresiones que les recuerden lo bien que lo están haciendo en su proceso de aprendizaje. Además, les resultará más fácil reproducir los distintos tonos de voz y la entonación de las palabras si siempre les habla la misma persona. 

  • Escucharles

Aprendemos a hablar, cuando estamos hablando, pero para que tengamos ilusión a la hora de comunicarnos verbalmente y no nos resulte aburrido, necesitamos el estímulo que nos procura el receptor

Deja que te cuenten, sin importar si se equivocan y sin corregirles en exceso. En el momento en que anticipes el mensaje, el niño perderá el interés y la curiosidad. 

  • Interactuar

La mejor forma de interactuar es el juego, y además, es la forma más rápida y eficaz de que los niños aprendan. Jugando con sus papás entenderán como funciona la comunicación:quién habla primero, los tiempos, etc. 

 

Y muchas cosas más…

Dirígete al bebé por su nombre y a una distancia corta. Ellos se fijan mucho en el movimiento de la boca y van a intentar imitarlo. 

-Háblale de objetos que están presentes, de tal modo que pueda ver aquello de lo que se está hablando.

Repite las palabras que dicen para que vayan consolidando su propio vocabulario. 

-Háblale de temas que le resulten curiosos e interesantes, conseguirás que se motiven y quieran expresarse con más asiduidad. 

En caso de que detectes alguna anomalía, ponte en contacto con nuestros especialistas en estimulación temprana y trastornos del lenguaje, trabajamos con los tratamientos más vanguardistas.