¿Cómo evolucionan las demencias?
02 enero, 2019
Neural

Es importante saber cómo evolucionan las demencias para conocer sus diferentes etapas y el proceso degenerativo. Esto permitirá realizar intervenciones tempranas para mantener la autonomía y la independencia de los pacientes el máximo tiempo posible. Así, las demencias de origen neurológico tienen un comienzo lento, sin unos síntomas obvios y seguidos de una evolución progresiva.

Evolución de la enfermedad de Alzheimer

Cada tipo de demencias tiene particularidades en sus fases iniciales. En el caso de la enfermedad de Alzheimer, empieza afectando a la memoria episódica, con incapacidad de memorizar los hechos recientes. Esta será la primera etapa.

Posteriormente se añaden otros déficits en las funciones cognitivas. Poco a poco van deteriorándose las actividades más avanzadas e instrumentales.

Uno de los últimos pasos es la afección de las actividades diarias. A estos problemas en la memoria, es siguen el deterioro de las funciones motoras. Será en esta etapa cuando aparezcan trastornos de la marcha, temblores, incontinencia, disfagia, etc. La última fase requerirá la inmovilización del paciente, llevando al fallecimiento a causa de alguna complicación o infección.

La evolución de la enfermedad de Alzheimer es diferente entre las personas que las padecen. A nivel general, no suele prolongarse más allá de 15 años.

No hay que olvidar que, gracias a los diferentes tratamientos que existen, se puede ralentizar la evolución de la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo evolucionan otras demencias?

La explicación de la evolución de la enfermedad de Alzheimer podría servir de manera general, para el resto de las demencias. Pero es necesario matizar. Por ejemplo, en el caso de la demencia por cuerpos de Lewy, existen durante el curso evolutivo mesetas y variaciones del estado mental del paciente.

La evolución natural de otros tipos de demencia también van hacia un empeoamiento progresivo. Entre estas demencias encontramos la demencia frontotemporal, la demencia por cuerpos de Lewy y las demencias asociadas al parkinsonismo, como son el Parkinson, la degeneración córtico basal y la Parálisis supranuclear progresiva. Este empeoramiento puede verse agravado por la presencia del síndrome extrapiramidal u otras alteraciones motoras. Aquí pueden aparecer dificultad para comer (disfagia), alteraciones en la articulación de las palabras (disartrias) o disfunción de la autonomía.

Los síntomas conductuales y psicológicos de las demencias como la apatía, la irritabilidad o los trastornos afectivos complican su curso evolutivo. Además son causa frecuente de institucionalización precoz y necesidad de tratamiento farmacológico que en ocasiones empeora el déficit cognitivo. Estos síntomas pueden presentarse en fases iniciales, sobre todo en la demencia frontotemporal y se agravan a medida que las demencias evolucionan.

La evolución de la demencia vascular es menos previsible. Puede presentar cierta estabilidad durante períodos de tiempo más o menos largos. Cualquier nuevo evento vascular puede provocar un descenso repentino de la función cognitiva, como si se tratase de un escalón.

¿Se puede medir la evolución natural de las demencias?

Los tres tipos principales de demencia pueden medirse a través de diferentes tests, como el MMSE. El MMSE (Mini-Examen del Estado Mental) es un test de cribado de demencias, que se utiliza también para realizar un seguimiento de las mismas.

La evolución de las demencias secundarias dependerá tanto de la causa de la demencia como del tratamiento. La rapidez con la que se detecta e inicia el tratamiento es fundamental para la progresión de la enfermedad.

¿Cómo puede ayudarte Neural?

Como ya hemos mencionado, la rehabilitación neurológica en demencias tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente y su entorno más cercano.

Para conseguirlo, el equipo médico y terapéutico de Neural establece programas específicos de diagnóstico y tratamiento. Además, no nos centramos solo en el paciente, también en su entorno. Para ello aplicamos medidas de respiro familiar ajustadas según las necesidades de cada persona afectada.

Gracias a nuestro equipo de profesionales, en Neural somos especialistas en el tratamiento de demencia frontotemporal, demencia vascular, cuerpos de Lewy y Alzheimer.

Solicita una primera visita para conocer tu caso.

Queremos ayudarte.