Comprender el autismo
02 octubre, 2018
Clínicas Neural

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) son un conjunto de alteraciones que afectan al desarrollo infantil. La causa del TEA es la existencia de un trastorno neurológico crónico de base. Sobre esta base genética pueden actuar factores ambientales para que se desarrollen este tipo de trastornos.

En ningún caso las responsabilidad será de los padres. No existe la posibilidad de prevenirlo y nada tiene que ver ni con su educación ni con la manera de criarlos.

Estas alteraciones pueden manifestarse en cada niño/a se manera muy diferente. Por esto se habla de un “espectro” o “continuo de trastornos”. Además, la gravedad de estos trastornos también varía de unos niños/as a otros. Cabe destacar que el Trastorno del Espectro Autista suele ser más común en niños que niñas

¿A qué áreas afecta el TEA?

Estos trastornos se presentan fundamentalmente en tres áreas del desarrollo a trvés de diferentes alteraciones. Así, es frecuente que sus habilidades de comunicación, interacción social o lenguaje se vean alteradas. Además, estas personas pueden tener un repertorio muy restringido de intereses y comportamientos. Todo esto limita la variedad de las actividades y de las conductas cotidianas de la persona.

Estos niños/as pueden presentar también gran sensibilidad a algunos estímulos auditivos, táctiles, olfativos e incluso ante diferentes sabores.

El TEA puede asociarse a otros problemas de salud. Así, pueden presentar epilepsia, discapacidad cognitiva o problemas del movimiento y alteraciones oculares y auditivas, hiperactividad, ansiedad, insomnio y otros.

Cuando llegan a la adolescencia, el TEA puede manifestarse a través de otros trastornos de salud mental como la ansiedad, depresión, trastorno obsesivo compulsivo u otros que afectan al estado de ánimo.

¿Se cura el TEA?

Es necesario destacar que el TEA es un trastorno crónico que no tiene cura. Gracias a diferentes terapias y tratamientos, es posible que estos niños desarrollen muchas de sus habilidades. A medida que crecen, las dificultades relacionadas con su comportamiento, suelen ir disminuyendo.

Para ello, es necesario conocer los enfoques de tratamiento e intervención que, científicamente han demostrado su efectividad. Estas intervenciones tienen que ser adecuados para las necesidades específicas de cada paciente.

En este sentido, en Clínicas Neural trabajamos aplicando las terapias más novedosas y desarrollando, junto a las Universidades, nuevos métodos de trabajo con base científica.

Nuestro equipo multidisciplinar del área infantil aplica una metodología de trabajo basada en facilitar la comunicación y estimular el neurodesarrollo del niño.

Solicita una primera visita para que valoremos tu caso.

 

Fuente: Guía de Práctica Clínica (GPC) para el Manejo de Pacientes con TEA en Atención Primaria del Ministerio de Sanidad y Política Social