trastorno espectro autista tea
10 noviembre, 2021
Trastornos del neurodesarrollo

El trastorno del espectro autista (TEA) es una discapacidad del desarrollo que puede generar problemas sociales, comunicacionales y conductuales. Por regla general no hay rasgos o indicios físicos que identifiquen a las personas con TEA; no obstante, es probable que interactúen, se comuniquen y comporten de una forma completamente diferente.

Trastorno espectro autista diagnóstico

Diagnóstico del espectro autista

Actualmente, sigue siendo un reto para los profesionales, explicarle a las familias que acaban de recibir un diagnóstico, que es el Autismo ya que nunca existen dos casos iguales y cada uno tiene su propia forma de abordarse. No obstante, técnicamente podríamos definirlo cómo un conjunto de alteraciones que afectan al neurodesarrollo infantil, que comienzan a aparecer en la primera infancia y permanece durante toda la vida de la persona.

En el transcurso de este articulo trataremos de explicar al lector los principales aspectos del Trastorno del Espectro Autista.

¿A quién afecta el trastorno del espectro autista?

Es muy importante comprender que el Autismo es un trastorno que se presenta en las primeras fases del Neurodesarrollo, sin embargo, es un trastorno crónico que estará presente toda la vida del paciente y requerirá de diversas adaptaciones a lo largo de ella.

Trastorno espectro autista tratamiento

También es clave destacar que la presencia del Autismo es cuatro veces mayor en los niños que en las niñas.

En España 60-70 personas de cada 10.000 tienen TEA

  • 50% son hombres 
  • 50% mujeres

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas que podemos encontrar en pacientes con trastorno del Espectro Autista son:

Dificultad en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos:

  • Acercamiento social anormal
  • Falta de interés por interactuar
  • Dificultad para mantener una conversación (iniciar o responder)
  • Intereses restringidos, no comparte, no señala
  • Comunicación no verbal poco integrada (contacto ocular, expresiones faciales, gestos)
  • Dificultad para ajustar el comportamiento

Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades:

  • Movimientos estereotipados
  • Alineación de juguetes 
  • Ecolalias
  • Necesidad de colocar un objeto en lugares concretos
  • Inflexibilidad y pensamiento rígido 
  • Rituales 
  • Dificultades sensoriales (búsqueda o evitación)

¿Cómo tratar el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro Autista es una patología que no tiene cura, es decir es una patología crónica que estará presente a lo largo de toda la vida del paciente. Tampoco existe un tratamiento especifico para tratarlo ya que como suelen decir los profesionales, no hay dos pacientes iguales.

Trastorno espectro autista grados

Las intervenciones que se realizan a pacientes dentro del espectro autista se basan en tratar de aumentar lo máximo posible las habilidades de la persona para que sea capaz de desenvolverse de manera independiente en las situaciones cotidianas del día a día, y le permita vivir una vida normal dentro de sus capacidades y limitaciones.

Es de vital importancia que los tratamientos que se realicen sean individualizados y enfocados a reforzar y corregir los comportamientos del paciente.

Grados del TEA

Dentro el Trastorno del espectro Autista podemos encontrar 3 grados diferentes, los cuales van de un menor nivel de dependencia a mayor.

Dentro del grado 1 encontramos: Pacientes que necesitan ayuda, sin embargo, tienen un cierto Nivel de independencia. Estas personas presentan dificultades para iniciar interacciones sociales, suelen utilizar respuestas atípicas durante la interacción y tienen un escaso interés en la interacción social, no obstante, tienen capacidad para comunicarse con su entorno.

Trastorno espectro autista aprendizaje

En el grado 2 podemos encontrar: Pacientes que necesitan ayuda de forma notable, estas personas tienen un mayor grado de dependencia ya que presentan dificultades significativas en la comunicación verbal y no verbal, Inicio de interacciones limitado, comportamiento muy inflexible antes cambios en su entorno y se ven afectados en el funcionamiento de diversos contextos.

Finalmente, dentro del grado 3 encontramos: Pacientes que necesitan un nivel de ayuda muy notable y constante, tienen un grado de dependencia muy elevado ya que presentan dificultades muy significativas y evidentes en la comunicación verbal y no verbal, alteraciones graves en el funcionamiento, interacción social escasa o nula y padecen ansiedad ante cualquier tipo de cambio que se presente en su entorno.

niño con TEA

Esta clasificación permite a los profesionales del neurodesarrollo, aplicar un tratamiento efectivo y adecuado para cada paciente ya que cómo se ha mencionado en el principio de este artículo, no existen dos casos iguales.

Es importante destacar que las personas que padecen Autismo pueden mejorar y retroceder en la enfermedad, esto quiere decir que, aunque a un paciente se le haya clasificado cómo 3, mediante trabajo y una adaptación constante de su entorno, puede llegar a mejorar y cambiar de nivel. Lo mismo puede ocurrir en el sentido opuesto y que el paciente retroceda en la enfermedad y descienda a un nivel inferior.

Si quieres ampliar información no dudes en ponerte en contacto con nosotros, en Clínicas Neural estamos siempre encantados de atenderte.