Las emociones de los hermanos de los niños con TEA
30 octubre, 2018
Neural

Un diagnóstico por Trastorno del espectro autista, no solo afectará al propio niño o niña. Supondrá para sus progenitores y para la gente de su entorno una serie de desafíos que tendrán que ir superando y adaptándose diariamente.

Como es lógico, a sus hermanos/as también les afectará. Para estos será muy importante entender qué es el autismo y cómo afecta a su hermano. Además es necesario que conozcan los cambios que puede suponer para su familia y cómo manejar sus emociones.

Trastorno del espectro autista: Los sentimientos de los hermanos/as

Los hermanos de una persona joven con TEA pueden sentir una serie de emociones, difíciles de gestionar.

Entre los sentimientos que pueden aflorar, destacan:

  • Resentimiento por la cantidad de tiempo y energía que sus padres dedican a sus hermanos con autismo y los otros efectos negativos en su vida (como no poder invitar a amigos a la casa)
  • Sensación de tristeza por entender que la relación con su hermano/a está perdida.
  • Vergüenza por el comportamiento de este en público.
  • Enojarse ante ciertas actitudes de su hermano/a, sobretodo si es agresivo.
  • Sentimiento de culpa si se alegra o celebra sus propias habilidades y éxitos.
  • Temor o miedo hacia el futuro. Tiene que ver con la preocupación sobre el cuidado de su hermano o hermana a largo plazo.

¿Qué pueden hacer los progenitores?

Los progenitores deberán ayudar a que los hermanos/as entiendan todo sobre el autismo. Además deben ayudar a proteger ante los problemas emocionales que pueden tener. Estos pueden ser algunos consejos:

  • Evitar el «favoritismo» y dedicar tiempo para estar con cada uno de sus hijos/as.
  • Fomentar actividades compartidas que involucren a toda la familia.
  • Explicar a todos los hermanos/as las características del TEA. Cualquier información será positiva. Se pueden consultar diferentes guías o pedir ayuda profesional. Lo importante es que todo el núcleo familiar sepa qué es y entienda el Trastorno del espectro autista.
  • Explicar que el Trastorno del espectro autista es solo una parte de sus hermanos/as. No los define. Antes que nada, son sus hermanos/as.
  • Tener en cuenta acciones a largo plazo, como involucrar a toda la familia en el cuidado del niño. En un futuro será más fácil adaptar y repartir los cuidados.
  • Fomentar las reflexiones y discusiones en familia. Hablar de manera clara y sin tabúes.

Existen casos en los que los hermanos se pasan por alto y se focaliza todo en el menor con TEA. Esto puede llevar a situaciones o sentimientos de aislamiento. Si esta actitud de los padres y/o madres continúa, los niños pueden volverse vulnerables a una variedad de problemas de salud mental y emocional. Por lo tanto, es necesario dividir esfuerzos y buscar todo el apoyo que sea necesario para poder afrontar esta situación.

Involucrarse y buscar apoyo

Existen diferentes organizaciones que ofrecen recursos para gestionar estas situaciones familiares. También puede ser beneficioso conocer otras familias con la misma situación.

Las investigaciones indican que una de las formas más efectivas de promover el bienestar en los hermanos de niños con autismo es involucrarlos en un grupo o programa de apoyo.

Es importante que los hermanos se conecten con otros hermanos y compartan experiencias similares.

Desde Neural podemos ayudarte. Si necesitas ayuda, podemos darte algunos consejos y sugerencias para trabajar la seguridad y la fortaleza de los hermanos desde casa.

Cuéntanos tu caso, queremos ayudarte.