La logopedia en el ámbito de la rehabilitación neurológica y los trastornos del neurodesarrollo cumple una importante función.

Esta disciplina basa su campo de acción en ayudar a las personas a comunicarse mejor, con todo lo que la comunicación implica: habla, comprensión del lenguaje, escritura y lectura entre otros.

Gracias a la labor del logopeda, las personas afectadas podrán tener una mayor contacto social, comprender las normas sociales, estructurar su día a día y expresar sus deseos y emociones.

Funciones del logopeda en Neural

Ayuda en trastornos del lenguaje en la infancia

En los primeros años de vida entra dentro de lo normal que, mientras se adquiere el lenguaje, el niño cometa errores de expresión y compresión. Sin embargo, ante la sospecha de un posible retraso en su desarrollo, es conveniente consultar y recibir orientación experta sin demora.

Una pequeña ayuda a tiempo puede mejorar sustancialmente al desarrollo del niño, evitando problemas de aprendizaje, seguridad y socialización.

Mejora en la comunicación de pacientes con TEA

La logopedia juega un papel fundamental en la mejora de la comunicación de personas con diagnóstico TEA (Trastorno Espectro Autista) y otros trastornos del neurodesarrollo.

Estos trastornos cursan con dificultad la comprensión del lenguaje, es por ello que precisan de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.

Recuperación de la pérdida de la función del lenguaje (asfasia)

La afasia es muy frecuente en personas que han sufrido daño cerebral adquirido. La persona que sufre este trastorno tiene dificultad para expresar o comprender el lenguaje tras la lesión. En el caso de la disartria, impide al paciente pronunciar con claridad.

Estos trastornos son tratados por logopedas especialistas en neurorrehabilitación, quienes junto con el equipo, diseñan programas de tratamiento para mejorar el habla y evitar que el trastorno provoque problemas mayores como la falta de comunicación, aislamiento social o depresión.

Rehabilitación para el tratamiento de la disfagia orofaríngea

La logopedia interviene en primer plano cuando se presentan trastornos de la deglución, generalmente provocados por un lesión de origen neurológico.

El daño cerebral adquirido, la parálisis cerebral, la esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad de Parkinson o miastenia gravis, son algunos de los causantes del trastorno.

Una disfagia no diagnosticada o no tratada por especialistas, pueden tener consecuencias graves para la salud del paciente. Es por ello, que se recomienda iniciar un protocolo de valoración siempre que exista sospecha de padecer este trastorno, siguiendo un plan terapéutico que ofrezca las garantías necesarias.