Algunos anticoagulantes naturales

Los coágulos de sangre son masas semisólidas de sangre que pueden bloquear el flujo sanguíneo, poniendo en peligro nuestra vida. Los medicamentos son una opción para prevenirlos. Otra más saludable consiste en mantener una dieta rica con alimentos que actúen como anticoagulantes naturales.

¿Qué son los coágulos de sangre?

Los coágulos de sangre son masas de sangre semisólidas que pueden llegar a bloquear el flujo sanguíneo. Estas, pueden permanecer en un determinado lugar, estacionarios, y provocar una trombosis. También pueden desprenderse de esta ubicación y viajar por todo el cuerpo, y producir las embolias. Según la ubicación de los mismos y su gravedad, pueden poner en riesgo nuestra vida. 

Los coágulos de sangre se forman en las arterias y pueden causar derrames cerebrales, infartos, trombosis o palpitaciones.

Tipos de anticoagulantes

Los medicamentos anticoagulantes evitan que se formen coágulos en las arterias o en las venas.

Pero también existen una serie de alimentos que actúan como anticoagulantes naturales y pueden evitar su formación.

Según cómo estos medicamentos actúen en nuestro cuerpo, encontramos los siguientes tipos:

  • De acción indirecta: Aquellos que se combinan con otras proteínas, evitando la coagulación.
  • De acción directa: Inhiben la coagulación.

Cada uno de ellos actúa de manera biológica en el cuerpo, ayudando a evitar la coagulación de la sangre.

Como hemos dicho, existen diferentes alimentos que contribuyen a esta tarea. Son alimentos con determinadas propiedades que actúan como anticoagulantes naturales. Es importante saber que cada persona requerirá de un tratamiento concreto, por lo que es importante que consultes con tu médico. Estos anticoagulantes naturales no sustituyen al tratamiento médico, pero ayudan. Cada enfermedad es diferente.

Algunos anticoagulantes naturales

Los anticoagulantes naturales contribuyen a diluir la sangre sin complicaciones. Recuerda que siempre debes consultar con tu especialista para que estos alimentos no interfieran en tu tratamiento.

Además, estos alimentos son una opción ideal para implantar en tu dieta unos hábitos de vida saludables.

Entre los alimentos que pueden actuar como anticoagulantes naturales, destacan los siguientes:

Ajo

Este alimento es beneficioso para evitar coágulos de sangre, ya que tiene propiedades que reducen los riesgos coronarios. Además, tiene propiedades antioxidantes y contribuye a reducir el colesterol en sangre. Se recomienda consumirlo con frecuencia.

Cebolla

Se debe consumir preferiblemente cruda. Está considerao el anticoagulante natural por excelencia.

Jengibre

Impide que se acumule la sangre, por lo que favorece que se diluya. La mejor manera de consumirlo, es hervir la raíz. Se puede añadir a cualquier comida o tomar como infusión.

Vitamina E

La vitamina E está presente en alimentos como los huevos, el trigo, almendras, aguacates y verduras de hojas oscuras. Al igual que el magnesio, es un anticoagulante muy eficaz.

Cúrcuma

Es un ingrediente que puedes añadir a cualquier comida. Además de ser un anticoagulante natural excelente, sirve para tratar otra muchas infecciones. No se recomienda utilizarlo con otros anticoagulantes.

Omega 3

El salmón, atún o la trucha son algunos de los pescados más ricos en Omega 3. Además de favorecer la circulación, son ideales para prevenir la coagulación sanguínea.

Vino Tinto

Una copa de vino tinto al día ayuda a evitar la coagulación prematura en las personas. También se puede sustituir por la uva, ya que tiene los mismos efectos.

Agua

Consumir la cantidad adecuada de agua al día es necesario para nuestra salud. Muchas personas pasan por alto esta necesidad y no beben toda la que deberían. Debemos tomar un mínimo de ocho vasos diarios. Este líquido contribuye a evitar que la sangre se espese

Granada

La granada es una de esas frutas que no consumimos con asiduidad. Tomarla en jugo es muy beneficioso, ya que disminuye colesterol malo y aumenta el bueno.

Recuerda que cuando integres nuevos alimentos en tu dieta para tratar o prevenir alguna enfermedad, es recomendable consultar con tu médico. Te resolverá tus dudas y te orientará sobre cómo consumirlos y si son realmente beneficiosos.