Imagen que representa los alimentos anticoagulantes naturales
07 octubre, 2022
Tendencias de salud

La coagulación de la sangre puede generar un efecto negativo en la vida de las personas y es uno de los principales síntomas en patologías como accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos o insuficiencias renales. También, tiene especial relevancia durante el embarazo, ya que los coágulos de sangre pueden ocasionar ciertas dificultades en el embarazo

En este artículo encontrarás información sobre los beneficios que tiene incluir anticoagulantes naturales en la alimentación.

En Neural sabemos que incluir alimentos que actúen como anticoagulantes naturales es una herramienta efectiva para prevenir accidentes cerebrovasculares y otras muchas patologías, además de ayudar a las personas a alcanzar una mejor recuperación. 

¿Qué son los coágulos de sangre?

Los coágulos de sangre son masas de sangre semisólidas que pueden llegar a bloquear el flujo sanguíneo, poniendo en peligro nuestra vida. Los medicamentos son una opción para prevenirlos, pero existe también otra posibilidad saludable de evitarlos o minimizar sus efectos. Se trata de mantener una dieta rica con alimentos que actúen como anticoagulantes naturales.

¿Dónde se forman los coágulos de sangre y cómo se desplazan?

Los coágulos de sangre se forman en las arterias y pueden causar derrames cerebrales, infartos, trombosis o palpitaciones.

Pueden permanecer en un determinado lugar, por lo que se tratarían de coágulos de sangre estacionarios, y que suelen derivar en una trombosis. Pero también, pueden desprenderse de esta ubicación y viajar por todo el cuerpo, produciendo una embolia. 

Según la ubicación de los mismos y su gravedad, pueden poner en riesgo nuestra vida. Por ello, es importante llevar una especial atención por parte de un profesional que pueda reducir su gravedad, y mejorar nuestra calidad de vida.

Tipos de anticoagulantes: medicamentos y alimentación

Por un lado, los medicamentos anticoagulantes evitan que se formen coágulos en las arterias o en las venas. Cuando hay coágulos presentes en el cuerpo, lo que hace la medicación no es romper el coágulo de sangre, sino que evita que su tamaño crezca, y por ende previene mayores problemas para la salud de la persona.

Según cómo estos medicamentos actúen en nuestro cuerpo, encontramos los siguientes tipos:

  • De acción indirecta: Aquellos que se combinan con otras proteínas, y evitan o mejora la coagulación. De la sangre.

 

  • De acción directa: Este otro tipo lo que provoca es una inhibición de la coagulación.

Cada uno de ellos actúa de manera biológica en el cuerpo, ayudando a evitar la coagulación de la sangre.

Por otro lado, también existen una serie de alimentos con determinadas propiedades que actúan como anticoagulantes naturales y pueden evitar su formación.

Es importante saber que cada persona requerirá de un tratamiento concreto, por lo que es fundamental que se consulte con nuestro médico o especialista. También es importante remarcar que estos anticoagulantes naturales nunca sustituirán al tratamiento médico, pero simplemente ayudan y/o potencian el tratamiento. 

Cada persona tiene unas necesidades concretas o tiene una patología distinta, por lo que los anticoagulantes naturales no deben ser la única herramienta que utilice el paciente, sino que debe ser un apoyo a su tratamiento médico y debe llevar su correspondiente seguimiento.

El efecto de los anticoagulantes naturales en el cuerpo

Los anticoagulantes naturales contribuyen a diluir la sangre sin complicaciones, pero hay que recordar que siempre se debe consultar con un especialista para que estos alimentos no interfieran en el tratamiento.

Ten en cuenta que estos alimentos son, además, una opción ideal para implantar unos hábitos de vida saludables en nuestra dieta.

Alimentos que actúan como anticoagulantes naturales

Entre los alimentos que pueden actuar como anticoagulantes naturales, destacan los siguientes:

Ajo

El ajo es un alimento beneficioso para evitar coágulos de sangre, ya que tiene propiedades que reducen los riesgos coronarios. Además, tiene propiedades antioxidantes y contribuye a reducir el colesterol en sangre. Es por ello que Se recomienda consumirlo con frecuencia. 

Además, el ajo contiene el compuesto ajoeno, el cual evita que las plaquetas se amontonen y se formen coágulos de sangre.

Cebolla

La cebolla está considerada el anticoagulante natural por excelencia. Eso sí, se debe consumir preferiblemente cruda, ya que el calor acaba con muchas de sus propiedades.

También, es un complemento nutricional idóneo debido a su alto contenido en fibra. 

Jengibre

El jengibre impide que se acumule la sangre, por lo que favorece que se diluya. 

La mejor manera de consumirlo es hervir la raíz. Además, se puede añadir a cualquier comida o incluso tomar como infusión.

Vitamina E

La vitamina E está presente en alimentos como los huevos, el trigo, almendras, aguacates y verduras de hojas oscuras. Y, al igual que el magnesio, es un anticoagulante muy eficaz, ya que favorece a la formación de glóbulos rojos y ensancha los vasos sanguíneos. 

Cúrcuma

La cúrcuma es un ingrediente que puedes añadir a cualquier comida. Además de ser un anticoagulante natural excelente, sirve para tratar otra muchas infecciones cómo la artritis o la colitis ulcerosa. 

La Cúrcuma, por su efecto en el cuerpo, no se recomienda utilizarlo con otros anticoagulantes como la aspirina, el naproxeno, la warfarina y el ibuprofeno. Sobre todo en personas con trastornos de la coagulación de la sangre, ya que podría generar hematomas u otras patologías.

Omega 3

Alimentos como el salmón, atún o la trucha son algunos de los pescados más ricos en Omega 3. Además de favorecer la circulación, son ideales para prevenir la coagulación sanguínea.

Agua

El consumo de agua es necesaria para la salud de las personas. Por ello, hay que mantener una hidratación diaria para mejorar, no solo, los coágulos de sangre y evitar que la sangre se espese, también para una mejor circulación, para la eliminación de desechos a través de la orina, para mantener una temperatura corporal óptima, etc. En definitiva, para proteger nuestro organismo y sentirnos mejor físicamente.

Debemos tomar un mínimo de 2 litros de agua al día, lo que equivale a unos 8 vasos de agua.

Ventajas del uso de anticoagulantes naturales 

Tras descubrir los alimentos anticoagulantes que podemos incluir en nuestra dieta, vamos a enumerar cuáles son las ventajas:

  • Ayudan a mantener la sangre fluida: Ralentizan el proceso de formación de los coágulos de sangre, reduciendo así el riesgo que pueden causar al cuerpo.
  • Mejoran el metabolismo: Ya que se tratan de alimentos con un aporte nutricional elevado. 
  • No tienen ningún efecto secundario: Es muy complicado o imposible llegar a ingerir la suficiente dosis como para que sea perjudicial para la salud de las personas.

Antes de acabar hay que tener en cuenta que los alimentos anticoagulantes no son un sustituto a ninguna medicación. Tienen un efecto muy positivo en el cuerpo de las personas y pueden ser un complemento a la medicación.

Además, su efecto no es rápido ni inmediato: Se deben consumir alimentos que actúan como anticoagulantes naturales durante un largo periodo de tiempo para que se empiecen a notar sus efectos. 

¿Qué debo tener en cuenta si quiero empezar a tomar anticoagulantes naturales?

Recuerda que cuando integres nuevos alimentos en tu dieta para tratar o prevenir alguna enfermedad, es recomendable consultar con tu médico. Te resolverá tus dudas y te orientará sobre cómo consumirlos y si son realmente beneficiosos.

Puedes descubrir cómo implementamos la alimentación en los tratamientos de neurorrehabilitación. 

Antes de acabar, si tienes alguna duda, puedes llamarnos al teléfono 900 834 734, o escribirnos por WhatsApp al 692 58 41 53 o a nuestro email info@neural.es.