Durante el embarazo, las mujeres suelen experimentar un torrente de emociones motivado por los cambios físicos y hormonales de su cuerpo. Los niveles de algunas hormonas como el estrógeno y la progesterona, que adaptan al cuerpo para el crecimiento del bebé, aumentan de manera notable. 

Durante los nueve meses que dura el embarazo, el estado emocional  de las mujeres sufre numerosos cambios. Determinadas circunstancias como el cansancio, la inseguridad, el estrés o el lógico cambio físico del cuerpo afectan al estado anímico. Los estados de alegría, miedo, sorpresa, angustia o felicidad, se ven afectados.

Con esto, todos los desafíos que supone esta nueva etapa de la vida, no siempre se acompañan de la información o de las mejores herramientas para afrontarla.

Ayuda a proteger tu salud y la salud de tu hijo con el mindfulness

Practicar mindfulness durante el embarazo ayuda a proteger tanto la salud de la madre como la de su bebé. Empezar a practicarlo desde las primeras semanas aporta numerosos beneficios.

Popularizado en los últimos años, el mindfulness es una práctica ancestral con más de 2.500 años de historia. Fue el biólogo Jon Kabat-Zinn quien introdujo esta práctica  a finales de los años 70 desde oriente.

El mindfulness propone llevar la atención al momento presente de forma intencionada y sin juzgar. Los diferentes ejercicios permiten aumentar el nivel de bienestar al poco tiempo de comenzar con su práctica.

 

Beneficios del mindfulness durante el embarazo

Practicar mindfulness durante el embarazo tiene numerosos beneficios tanto para la madre como para el bebé. El mindfulness ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad fomentando la paciencia y regulando las emociones. Permite además, una mejor aceptación de los cambios que se produzcan.

Gozar de un buen estado anímico durante el embarazo protegerá la salud y el crecimiento del bebé.

Todas estas técnicas ayudan a tener un parto más relajado y a prevenir los posibles estados depresivos tras el parto.

Muchos padres y madres que practican y han practicado mindfulness, afirman que son más felices con sus hijos y que estos tienen mejores habilidades sociales.

En definitiva, gracias a la práctica del mindfulness aprenderás técnicas de meditación y de respiración que te ayudarán a afrontar los meses del embarazo con una actitud mucho más positiva.

Recuerda que disfrutar de la experiencia de la maternidad de una manera plena, se traduce además en salud.