Qué es la degeneración corticobasal

La degeneración corticobasal es una enfermedad neurodegenerativa de progresión lenta que suele aparecer en edad avanzada. A través de este artículo vamos a conocer sus causas, síntomas y el tratamiento que se aplica.

¿Qué es la degeneración corticobasal y cuáles son sus causas?

La degeneración corticobasal es un tipo de demencia poco frecuente que suele aparecer a partir de los 60 años de edad. Afecta de manera progresiva a nuestro cerebro. La degeneración corticobasal está dentro de lo que se denominan enfermedades neurodegenerativas.

Este trastorno está provocado por el deterioro y la muerte progresiva de células nerviosas en distintas áreas del cerebro. La patología típica consiste en pérdida neuronal en la corteza frontoparietal . Otra de sus causas es la aparición de sustancia negra en las neuronas o en los ganglios basales. Estas estructuras están situadas en la profundidad del encéfalo. 

En consecuencia, los procesos que controlan estas estructuras cerebrales, como el movimiento y el lenguaje, quedan afectados. Se trata de un proceso patológico que ocurre en el cerebro. Además, hay que tener en cuenta que puede manifestarse de manera distinta en cada persona. Esto dependerá de la zona en la que se produzca el daño y si existen otras patologías.

¿Cuáles son sus síntomas?

Existen una gran variedad de síntomas entre las personas afectadas por la degeneración corticobasal. Los déficits más comunes serán cognitivos y motores. Mientras a algunas personas les afectarán solo los síntomas motores, otras mostrarán una combinación de ambos. 

En general los síntomas empiezan en un lado del cuerpo, extendiéndose hacia el otro. Algunas personas sufren alteraciones en la memoria y en su comportamiento que pueden presentarse de manera temprana. Además pueden tener apraxia y ver alterada la capacidad de procesar acciones.

Aunque esta patología se ha asociado tradicionalmente con la enfermedad de Parkinson, no es así. Existen determinados signos y síntomas de esta enfermedad que no se encuentran en el Parkinson.

Al tratarse de una enfermedad progresiva, sus síntomas empeoran de manera gradual.

En los casos avanzados, pueden encontrarse los siguientes síntomas:

  • Parkinsonismo (rigidez muscular, postura inestable o movimientos lentos).
  • Temblor recurrente en algunas posturas
  • Mioclonías
  • Distonía (posturas anormales de una parte del cuerpo)
  • Problemas en la articulación de las palabras
  • Alteraciones cognitivas (pérdida de memoria, demencia…)
  • Pérdida de la sensibilidad
  • Fenómeno de la mano ajena (dificultades para controlar los movimientos de una parte del cuerpo)

¿Qué tratamiento se aplica en los casos de degeneración corticobasal?

A día de hoy, no se ha descubierto una curación para la degeneración corticobasal. Los tratamientos que existen son escasos. Aunque muchos síntomas se asemejan con los del Parkinson, los medicamentos usados para tratar esta enfermedad no funcionan en las personas con degeneración corticobasal.

A pesar de ello, los profesionales puede recomendar algunos de estos medicamentos, sobre todo en las fases iniciales. En algunas personas pueden generar algún alivio. Eso sí, por un corto periodo de tiempo.

Las distonías pueden tratarse con relajantes musculares y en algunas personas, un antiepiléptico puede ser efectivo. Cuando la la distonía se complica, se puede administrar toxina botulínica en los músculos hiperactivos.

Por otro lado, las terapias no farmacológicas, tales como la fisioterapia y la estimulación cognitiva, también son muy recomendadas en el abordaje terapéutico del trastorno.

En Neural somos especialistas en distintos campos de la neurología. Además, trabajamos día a día en la mejora de la salud de pacientes con trastornos neurológicos en cualquier edad. Por este motivo, puedes contar con nosotros.

Solicita una primera visita para que valoremos tu caso.