¿Tiene relación el TDAH y el sueño?
04 diciembre, 2018
Neural

Existen numerosas investigaciones sobre TDAH y el sueño, pero no todas ellas están lo suficientemente contrastadas. Antes de que esto ocurra, los medios de comunicación ya la han difundido como cierta. Esto puede generar mucha confusión entre las familias. El sueño, la atención y el aprendizaje, interaccionan entre sí, pero es necesario no confundirlos. Respondemos a algunas de las claves sobre esta relación.

¿El TDAH es un trastorno del sueño?

Diferentes investigaciones afirman que las personas con TDAH pueden tener problemas relacionados con el sueño. Se sabe que duermen una media de 45 minutos menos que otros/as niños/as de su misma edad. Además, les cuesta más relajarse por la noche. Las investigaciones indican que los chicos con TDAH puede que tengan problemas para relajarse en la noche. Esto puede provocar que se queden dormidos y sufran de insomnio.

Aquí nos encontramos ante una cadena, ya que cuando un niño tiene TDAH, su sueño puede verse afectado y, a su vez, esta falta de sueño puede afectar su atención. La falta de sueño puede provocar también mal humor y problemas de conducta. En este punto, es necesario separar el TDAH y el sueño, ya que no es un trastorno relacionado con el sueño.

¿Son ciertos todos los estudios sobre el TDAH y el sueño?

Algunas investigaciones en personas adultas con TDAH, muestran como estos tardan más tiempo en dormirse que los adultos que no tienen este trastorno. Esto mismo sucede en los niños. Esta relación, hace que en ocasiones se afirme que las dificultades de atención están causadas por la falta de descanso.

Hay que tener claro que las circunstancias de un adulto no son las mismas en niños/as. Además, los 45 minutos menos de descanso que, de media, tienen, no pueden justificar los grandes síntomas de falta de atención. Por lo tanto, es necesario analizar cada caso en concreto y ser escéptico ante numerosos estudios. 

¿Son diferentes las redes cerebrales que controlan el sueño en niños/as con o sin TDAH?

La investigación juega un papel fundamental entre para que los/as profesionales aprendan más sobre las relaciones entre el TDAH y el cerebro, y entre el sueño y el cerebro.

De este modo, sabemos que el sueño lo controla una red de neuronas cerebrales, llamada sistema de activación reticular. Este sistema es el que nos permite estar despierto o en estado de alerta. Además juega un papel muy importante en la atención.

Sin embargo, al analizar su estructura o funcionamiento en chavales con y sin TDAH, no se han encontrado diferencias. Su estructura es similar.

Pero, algunos niños con TDAH sí tienen problemas para dormir

Es importante saber diferenciar entre un problema del sueño o TDAH. Algunos niños con TDAH sí pueden tener problemas con el sueño. En cambio, otros/as niños/as tendrán un trastorno del sueño que afecte a su concentración. Pero no TDAH.

Por esto, es necesario realizar una evaluación cuidadosa para evitar un diagnóstico erróneo. Esto incluye revisar cómo está durmiendo.

Los niños/as que toman medicación estimulante para el TDAH, se van a dormir más tarde. Es necesario gestionar estas situaciones y hablarlo con los profesionales.

Todas las personas necesitan dormir un determinado número de horas para concentrarse mejor. Para los niños y niñas es determinante también para su desarrollo. Además de permitirles concentrarse mejor, su aprendizaje será más intenso. Tener problemas con el sueño, no significa tener TDAH. Es necesario realizar un diagnostico correcto. Aunque están relacionados, es importante no confundir estos dos problemas.

Diagnosticar Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad no es fácil, ya que existen numerosas comorbilidades y síntomas que hacen pensar de manera equivocada que estamos ante un caso de TDAH.
En Neural, el neuropsicólogo evalúa al paciente a través de una serie de pruebas objetivas y contrasta los resultados con los antecedentes médicos.

Puedes solicitar una primera visita para que valoremos tu caso.