cabecera bebe prematuro
11 septiembre, 2020
Daño cerebral infantil

Los bebés prematuros están expuestos a un mayor número de riesgos y; por tanto, deben recibir una atención especial en sus primeros meses de vida.

Además de problemas respiratorios y digestivos, corren el riesgo de tener problemas de desarrollo, tanto cognitivo como motor.

TABLA DE CONTENIDOS: 

  1. ¿Cuándo estará mi bebé fuera de peligro?
  2. Grado de prematuridad
  3. Importancia de la rehabilitación neurológica
  4. Queremos ayudarte con tu bebé prematuro

¿Cuándo estará mi bebé fuera de peligro?

Muchos padres se preguntan cuándo está el bebé fuera de peligro y qué se debe hacer para saberlo.

A pesar de que todos los niños prematuros sufren una serie de problemas, en función del grado de prematuridad será mayor el riesgo y se presentarán más graves.

Tener en cuenta este aspecto será clave para conocer con más detalle el tiempo de rehabilitación que necesitará el bebé.

También será determinante el tipo de problemas que haya ocasionado la prematuridad.

En caso de que el bebé haya padecido una hemorragia intraventricular, es necesario un programa de seguimiento para vigilar la evolución del niño hasta los tres años de edad.

Grado de prematuridad

El número de semanas del bebé prematuro será un dato fundamental para la adaptación de su tratamiento y entender mejor sus anomalías.

Entre las 22 y las 25 semanas se encuentra el denominado ‘Límite de viabilidad siendo mucho más complicada su supervivencia y experimentando largas estancias en el hospital.

A partir de las 25 semanas, las posibilidades de supervivencia aumentan considerablemente.

La proporción de complicaciones disminuye de manera progresiva con el aumento de la edad gestacional. 

Los recién nacidos con 25 semanas o más de gestación en ausencia de malformaciones mayores, se les debe ofrecer reanimación activa y cuidados intensivos.

En el caso de los niños de 26 semanas, a pesar de ser de muy alto riesgo, se consideran viables siendo un grupo de referencia para comparar los resultados en las demás edades gestacionales.

Para la detección de problemas agudos e identificar a los bebés prematuros con riesgo de trastornos de neurodesarrollo existen dos técnicas que ayudarán será una ventilación poco agresiva y monotorización en tiempo real del cerebro del bebé prematuro.

bebes prematuros

Importancia de la rehabilitación neurológica

El bebé estará preparado para ir a casa cuando consiga respirar por sí solo, tome el pecho, mantenga la temperatura corporal y aumente su peso de manera regular.

Pero no implica que terminen sus cuidados especiales, sino que continuará recibiendo tratamiento llevando otra rutina. 

En muchos casos, los controles médicos y revisiones deberán continuar hasta que el niño llegue a la edad de seis años.

 A pesar de que el mayor riesgo se experimenta durante el primer día de vida y las primeras semanas, es posible que, tras su paso por el hospital, el bebé sufra una recaída.

Por ello, será imprescindible recibir tratamiento y mantener un seguimiento que dependerá de las circunstancias concretas de cada niño.

Las principales causas de la recaída se deberían a una deshidratación causada por vómitos o diarrea, por complicaciones de hernias, infección en las vías respiratorias altas o una apnea persistente. 

Por ello, durante el crecimiento del bebé, su médico supervisará su crecimiento y desarrollo, como en el caso de las habilidades motoras; así como su fuerza, tono muscular y reflejos.

Entre los aspectos en los que más se va a centrar la atención está el cuidado del resto de órganos para favorecer el desarrollo del cerebro como pulmón, corazón y riñón con el fin de evitar infecciones.

bebé prematuro

Queremos ayudarte con tu bebé prematuro

En Neural, ofrecemos servicios asociados a la rehabilitación neurológica infantil acompañándote en todo el proceso de recuperación y estudiando cada caso con detalle para ofrecer las soluciones más idóneas.

Estos programas de rehabilitación neurológica en prematuros se desarrollaron dentro de los 12 primeros meses de vida, aun cuando el bebé estaba ingresado en el hospital.

Solicita una primera visita y cuéntanos tu caso.

Queremos ayudarte.